Paradero of hell

La imagen pertenece Dazmoob Flickr

Desde hace un tiempo que vivo en Los Placeres, y tomar la micro es de lo más desagradable. Me tengo que levantar a las 6:00 am (antes también) y salir de la casa a las 6:55 am para poder parar una micro. Si llegara a las 7:05 am al paradero estoy frito. Ordas de micros repletas pasan cada 3 minutos de largo, casi burlándose del resto que espera afuera angustiado por llegar a tiempo al destino.

Cuando vivía tiempo completo en Ramaditas la micro tenía una frecuencia de como 10 minutos más o menos, pasaba vacía, se iba más o menos directo a la U y todo esto en unos 40 minutos de aventura desde que salía de la casa.

Hoy por ejemplo, salí de casa a las 7:05 am, y corrí, en realidad caminé rápido hasta el paradero. Cuando llegué a la vuelta de la esquina, vi como se me escapaba la micro. Dieciocho mil puteadas pasaron por mi mente. Necesitaba sólo 30 segundos para alcanzarla.

Luego de eso, tuve que esperar 10 minutos para que pasara otra micro hacia Viña. Mientras en la vereda de enfrente pasaban y pasaban micros llenas. Veía como los estudiantes corrían tras estas angustiados, mientras tiraban puteadas porque la micro se les corría y les hacían el quite antes de que pudieran subir.

A mi me conviene más tomar una hacia Valparaíso que una para Viña, motivos varios, pero jamás he visto una que baje vacía, nunca. Quizás tampoco veré una.